Una historia de amor que fue más fuerte que la muerte

watch_later jueves, 30 de noviembre de 2017

Esta es la historia de un joven de 16 años de edad llamado Javier Gallego Franco, el cual por desgracia falleció el 31 de enero del año 2009 en un horrible accidente de trafico en constantina (Sevilla), su familia quedo totalmente destrozada, la tristeza invadía sus cuerpos por la terrible perdida, pero sin embargo algunos de sus familiares tuvieron la oportunidad de poder observarlo luego de su muerte y lo raro es que siempre era en las mismas circunstancias.
El jovensito de 16 años se les aparecía en orillas de la carretera con su rostro totalmente pálido y realizando constantes señales con las manos para que sus parientes que iban en sus vehículos pudieran disminuir la velocidad, pero cuando estos paraban y se bajaban del vehículo ya no estaba.
La madre de Javier lo llego a ver y ella asegura que era su hijo por la vestimenta que cargaba y este le hacia señas para que se parara, cuando ella se bajo del automóvil el ya no estaba y no solo ella lo llego a ver sino que otros familiares y seres queridos de Javier lo llegaron a presenciar en el mismo lugar, hasta se le llego aparecer a su mejor amigo Juan, quien desde ese día dice que Javier se le apareció para recordarle "lo importante que es la vida".
Días después Javier se les fue apareciendo en varios lugares y así como aparecía desaparecía de la nada, justo el día del primer aniversario de su muerte, los padres de Javier notaron que en la pared del cementerio apareció una mancha que para ellos se asemeja a el rostro de su hijo.
Debido a ello un profesional de la Televisión Española que era amigo de la familia intento tomarle una fotografía a la mancha de la pared por el casual parecido al rostro de Javier, pero por algunas razones no explicables suncamara empezó a fallar y no hubo manera de poder hacerlo y todo el que intenta sacarle una foto a la mancha de la pared por alguna circunstancia no puede hacerlo.
Después de eso a unos cien kilómetros de la casa de los padres de Javier, un hombre estaba haciendo una sesión mediumnica y observabo la imagen de un chico al principio este no le presto mucha atención pero el mismo chico se le aparecía una y otra vez con el pasar de los meses, por ende decidió investigar hasta que llego a casa de los padres de Javier, debido a que este hombre creía que este chico quería comunicarse con sus padres,
Con ayuda de una amiga en común el hombre le dice a la chica que le diga a la mama de Javier que el le mando a decir que "no utilice más sus camisetas ni se ponga su casco de la moto", misteriosamente nadie sabia que la mama de Javier utilizaba una camiseta interior de el para sentirlo presente y que ella solía acariciar su casco y aveces se lo ponía y ni su esposo sabia de esto, por eso la mamá de Javier y el señor vidente decidieron reunirse, aunque la mamá de Javier quería comunicarse con su hijo no creía en el vidente y por ende le pidió una prueba de como su hijo estaba vivo, el vidente le dijo  notaras como las manos se te pondrán frías y sentirás como Javier soplara tu nuca y sentirás como se te mueve el cabello, la mama de Javier quedo fría ya que Javier siempre solía llegarle por detrás y soplarle la nuca.
Luego de esto el vidente conoció el papa de Javier, hablo con el y le contó unas cosas personales de el que nadie sabia, e incluso de un accidente que estuvo a punto de tener en la carretera por culpa de su celular que se le cayo y el a su vez intento recogerlo, nadie sabia de eso.
A través del vidente Javier decidió dejarles varios mensajes, como el de que por favor no le prendieran más velas ni le llevaran más flores, una vez que dejaron de hacerlo la mancha del rostro de la pared desaparecio misteriosamente, además de que no lo lloraran tanto ni lo tuvieran tan presente que esa sería una manera para parar de sufrir y así el podía seguir su camino.